FANDOM


Luego de un mes sin siquiera tocar mis cartas del campo de batalla (por miedo a transportarme de vuelta a Nowhere, en serio, me traumé), Thiago me convenció, es increíble lo molesto que puede ponerse el chico.

Resulta que solo me necesitaba para una misión de scan.

-¿Que corchos es eso? -Pregunté

-Es cuando consigues nuevas cartas

-¿Por qué me necesitas para ir hasta un quiosco?

-Porque ya no se consiguen -Dijo un chico- desde hace una semana, simplemente... desaparecieron, hicieron ¡Puf!

-Martín, te presento a Daniel.

-Un gusto hermano -Y me extendió una mano llena de mugre

-Gracias, pero el saludo queda implícito -Dije, tratando de evitar tocar esa mano.

-Ay, ven acá -Y me dió un abrazo, no con una mano mugrienta, si no con dos

-De acuerdo Dani, ya basta -Dijo Thiago- él será el Zen de la operación

-¿Zen? -Dije yo

-Claro, para toda operación se requieren cuatro partes, El zen, la fuerza... -Dijo Thiago

-Y Ahí entro yo -Dijo una chica con un gorro de perrito y guantes- un gusto, soy Guadalupe -Y me extendió la mano, yo se la extendí también, y sentí como que me cayó un auto, pero solo en la mano de lo fuerte que la apretó- Nunca te confíes, jamás

-De acuerdo, de acuerdo, de acuerdo, solo suelta

-... El cerebro -Continuó, y se señaló a sí mismo

-¿Y la humildad dónde quedó? -Pregunté, tan irónicamente como adolorido.

-De hecho... Ahí entras tú, eres la cuarta columna que sostiene a este templo que llamamos equipo y...

-Basta ya de metáforas, cerebrito, vayamos hacia la zona que escogiste -Dijo Guada.

-Bueno, pero no te enojes.

-Y... ¿Que lugar escogiste? -Dijo Dani

-El bosque de papel

-¡Otra vez! ¡Deja ya tus obsesiones, No existe esa criatura! -Dijo Guada

-Eso nadie lo sabe -Dijo Thiago

-perdón pero... ¿De qué están hablando? -Pregunté

-Tu amigo -Y señaló a Thiago- Está obsesionado con una cierta criatura, el camaleón mimo

-Oh, yo lo tengo -Dije, puse mi scaner en modo mazo

-Pffft, y se muy bien que tú no... -Pero lo interrumpí, mostrando mi escaneo del dichoso camaleón mimo- ¿D... Dónde lo conseguiste?

-Lo encontré por ahí

-¿Me lo das?

-¡Ni en sueños, te ayudaré a encontrar uno, pero no toques el mío!

-De acuerdo -Thiago estaba fastidiado